SER PADRE DE UN HIJO ESPECIAL ES UNA TAREA DE AMOR

 
escrito por Karina Salas Méndez DLA Trujillo DIARIO DE LOS ANDES

domingo, 19 de junio de 2011

Hoy es un día especial para muchas familias. El Día del Padre. Este espacio está dedicado a "Padres Especiales de Hijos Especiales", esos seres que fueron elegidos por Dios para dar una lección de amor a toda la humanidad. Cuidar y atender a un niño con discapacidad, más que aprendizaje es una admirable muestra de amor
La figura paterna ha sido siempre sinónimo de respeto, rectitud, trabajo, seguridad y ejemplo. Al Padre de familia siempre se le ha considerado el jefe del hogar, y es el referente para sus hijos en todos los actos de la vida. Muchas familias cuentan con padres responsables, tiernos, buenos, cariñosos, comprometidos con su hogar y su familia, que Dios les bendiga y les proteja siempre para felicidad de quienes les aman.
Cada tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre, el diario de Los Andes a través de este trabajo especial muestra la experiencia vivida de tres padres especiales de niños especiales que realizan obras maravillosas, no sólo para sus hijos sino para otros, quienes han creado fundaciones para promover la superación de personas con necesidades especiales y se han dedicado voluntariamente a guiar y acompañar a personas que están enfrentado lo que ellos ya han superado.
Hoy día estos Padres son una referencia muy valiosa para quienes comienzan el proceso de entender y amar a sus hijos con condiciones especiales.
La discapacidad: una lección
Mauricio Torres, presidente - Fundador de la Asociación Trujillana para el Síndrome de Down, (Atrusid), padre de Samuel Mathíaz, niño especial de 4 años con Síndrome de Down. Cuenta que el nacimiento de su hijo primogénito, invadió de alegría a su familia, pero dos meses después, tras las sospecha de una pediatra se vieron en la necesidad de realizar un examen genético a su hijo, donde fueron confirmadas las sospechas, Samuel presentaba Síndrome de Down Mosaico.
Mauricio relata que tras conocer la noticia, tanto él como su esposa se convirtieron en unos expertos en temas asociaciones al Síndrome de Down. "Recuerdo que el mismo momento que supimos la noticia, agarré un marcador y un cartón, dibujé un corazón y escribí, Asociación Trujillana para el Síndrome de Down, desde allí comenzamos a trabajar, el nacimiento de un bebé con discapacidad está considerado como un evento que puede causar crisis personales y familiares, pero Dios nos dio la bendición de seguir adelante".
Recuerda que esta fue una noticia que le cambió la vida. Desde ese momento decidieron continuar hacia delante. "la integración de los padres a las actividades de desarrollo de sus hijos con Down es muy importante. A los padres de niños y niñas especiales que apenas están descubriendo la discapacidad de sus hijos, le digo que los acepten como un regalo que Dios le manda, no hay que abandonarlos, es hora de olvidar la separación de divorcios y seguir adelante".
Los seres especiales dan una lección de vida, son el verdadero significado de la palabra amor, en ellos no existen ningún tipo de envidia, celos, rencor, son seres mágicos y cuando comparten con los hijos especiales se dan cuentan que son una maravilla de la creación. La discapacidad vino a darnos una lección de vida, expresó Torres con mucha convicción.
Padre campeón: Orgulloso de ser papá especial
Otro padre especial, es el progenitor del Wilhen Mollega (adolescente Síndrome de Down de 13 años), quien se alzó con el título en el Impulso de de Bala las Olimpiadas Especiales de Figueres, España 2010. Wilmer Mollega, es sin duda un padre luchador. Tiene a cargo tres hermosos niños, el mayor es Wilhen, a quien ama con todas las fuerzas de su ser.
Relató que como en la mayoría de los casos cuando sabes que tienes un niño con SD, y los padres se enteran de esta condición "entramos en un proceso emocional muy grave, más cuando tanto mi esposa como yo teníamos 19 años para la época, pero desde el momento que vas creciendo con tu hijo y los tienes entre tus brazos te olvidas de la condición y descubres que no hay nada más importante que tu bebe".
No se puede vivir todo el tiempo en la negación, "debemos siempre estar de la mano con nuestros hijos, sentirnos orgullosos de tener un niño especial porque fuimos escogidos para ello, no es una vergüenza, los padres que recién descubren que tienen hijos especiales que no los escondan, ayúdenlo en la integración y no piensen nunca que es un castigo; sino una bendición de Dios que pone un ángel en nuestras manos para que hagas algo por él".
Familias especiales, hijos especiales
La experiencia de Jacobo Muñoz, es una muestra de que Dios deja en el camino de las familias especiales los hijos con condiciones especiales. Cuenta que el descubrimiento del trastorno generalizado del desarrollo del espectro autista en su hijo Eliel, resultó del consejo de una amiga de la familia que trabaja en un CDI, quien al cargar al niño inmediatamente descubrió en él hipertonía muscular. Este síntoma los llevó a buscar ayuda de un especialista y fue entonces cuando comenzó una nueva historia en su familia. Su hijo primogénito fue diagnosticado con trastornos generalizados del desarrollo del espectro autista.
Jacobo asegura que esta noticia les cambió la vida y comenzó a trabajar en la creación de la Asociación Civil, sin fines de lucro, Casa de la Esperanza, una hermosa asociación que ofrece ayuda a los niños y niñas Autista, donde a través de terapias les enseña a socializar, a concentrarse, a focalizar, a ser disciplinados, y al mismo tiempo a aprender los colores y ejercicios de asociación de pensamiento.
Este padre especial asegura que esta noticia los afectó mucho desde el punto de vista emocional; "nos llenó de tristeza, pero hoy día puedo aconsejarle a los padres que recién comienzan con este proceso, que deben tener en cuenta cuatro valores primordiales, que son: el amor, el compromiso, la perseverancia y la esperanza".
"El amor que será puesto a prueba en medio de la aceptación, el compromiso, que ahora los padres deben asumir esta nueva realidad, la perseverancia, con el tratamiento, con las terapias, con la medicina, con el proceso de integración; y por ultimo la esperanza, toda la familia deben rodearse de esperanza y tener vivo el papel de Dios en la familia, Él es el principal eje en nuestra sociedad, y cuando Dios está en la familia no falta nada, debemos dejar de pensar en Dios como religión y verlo como un amigo". Cuando tenemos hijos de condición especial vemos que los padres se frustran. Mi consejo es "pon siempre tu mirada en cada avance de tu hijo y no en las debilidades que presenten". Un niño bien tratado va a mostrar avances siempre, recomendó.
Sobre esta celebración
El Día del Padre es un día no solamente para honrar a nuestro padre, sino a todos los hombres que actúan como figura del padre. Celebrar a los tíos, a los abuelos, hermanos mayores y en general a la figura paterna. En la mayor parte de los países de América Latina, al igual que en los Estados Unidos y Canadá, el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio, tal es el caso de Venezuela, en cambio en Bolivia y Honduras se celebra el 19 de marzo, día de San José según la tradición católica (santo patrono de los carpinteros); según la Biblia, San José, el padre adoptivo de Jesús, era carpintero.

Archivado en categoría :

Aviso

Algunos derechos reservados.Los artículos aquí mostrados son responsabilidad y propiedad de sus autores, y no reflejan necesariamente el punto de vista de la editorial.
Publicar un comentario en la entrada